Reflexiones tras #VLCTESTING

Hace unos días tuve la suerte de asistir a la primera edición de las jornadas VLCTESTING organizadas por el Instituto Tecnológico de Informática de la UPV, que toman el testigo que las JTS dejaron en 2008. Y creo que, pese a ser un evento modesto, han cumplido las expectativas y hubo más de 100 asistentes que seguro volverán en próximas ediciones.

Como siempre en este tipo de actos, hay de todo un poco y a cada uno le gustarán más unas ponencias que otras. Yo personalmente, dado que me dedico al desarrollo de software en una pequeña empresa, las que tratan de los procesos de calidad en grandes corporaciones me quedan un poco grandes y me resulta complicado sacar provecho de ellas.

Empezaron las jornadas con la presentación de Maxi Mannise, director del Área de Calidad del Software del ITI: “Probado ¿Reprobado? … ¡Re-Probado!” – Un juego de palabras –, que sirvió como entrante de las jornadas dando un repaso general al testeo y los procesos de calidad.

Después vino la presentación de AtoS, con una interesante segunda parte sobre cómo se preparan los sistemas informáticos de los JJOO, recordándonos la importancia de que todo esté bien probado dado que no se pueden permitir ningún fallo – incluso hay un equipo dedicado a “romper” los sistemas y ver cuánto tardan en arreglarlos –.

La siguiente vino a cargo de Antonio Robres sobre las cualidades de un buen tester. Una presentación sencilla que hacía mucho hincapié en las soft skills del perfil, aunque considero que dichas habilidades no solamente son buenas en un tester sino en cualquier persona que ha de trabajar en grupo.

Después vino una presentación de Javier Pello sobre Quality Assurance que me quedó un poco lejana – tanto deliverable arriba y abajo me marea – y tras la pausa otra de Bull alrededor del outsourcing de proceso de calidad del software (QaaS), un poco de propaganda, pero para algo patrocinan.

Me gustó mucho la presentación de QAlitaX, tanto por el ponente, Antonio Calero, como por el contenido, versado en las métricas de calidad del software y los resultados obtenidos – no demasiado buenos, todo sea dicho – después de analizar unos 50 proyectos de software de todos los tamaños. Me dio muchas ideas de qué y cómo medir, que seguro aplicaré en el día a día. Introdujo además el concepto de deuda técnica, que es la medida en € de lo que costaría conducir el proyecto a unos estándares adecuados de calidad. Y los números asustan.

La siguiente presentación trataba el mismo tema pero de una forma un tanto más densa. En resumen: medir para saber dónde actuar.

Y antes del café, Maite Tamayo nos desveló lo que era un sistema metrológico – a mí me tenía intrigado – y cómo tuvieron que meterse en la cabeza de los metrólogos y lidiar con sus máquinas para poder testear en condiciones un sistema bastante complejo. Fue bastante específica pero me hizo gracia ver cómo las cosas se iban complicando por momentos.

La última parte pretendía ser más práctica y lo consiguió a medias. Empezó bien con la usabilidad de la mano de Jordi Sánchez y el botón de los $300M. Uno de los grandes olvidados en el diseño de UI es la usabilidad y la presentación mostró cómo puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso, cómo un simple botón puede llevarnos a la ruina por no tener en cuenta a los usuarios. Además curiosamente fue la única presentación que trató algo sobre los entornos web, que desde el punto de vista del testeo son muy interesantes.

El software crítico no tiene fallos ¿por qué? Pues nos los explicó Eduardo Lluna, también del ITI: cómo se desarrollan proyectos para este tipo de software que no puede tener errores. Básicamente se trata de hacer, revisar y verificar de forma minuciosa en cada una de las fases de desarrollo, que además son bastante estrictas.

Y para terminar una pequeña introducción al testing combinatorio y un algoritmo desarrollado por la ponente en su doctorado y su aplicación a un sistema financiero real de proceso de pagos con tarjeta. El testing combinatorio la verdad que puede tener sus usos, está bien tenerlo en el arsenal de técnicas.

Y hasta aquí llegó mi VLCTesting. Al final no fui al AutumnTest pero a ver si a la próxima me apunto a esas cervezas.

Nos vemos el año que viene.

Enlaces

Si te ha gustado esta entrada, por favor deja un comentario o suscríbete al RSS para que puedas recibir todas las novedades en tu lector de feeds favorito.
This entry was posted in Programación and tagged , . Bookmark the permalink.

3 Responses to "Reflexiones tras #VLCTESTING"

Leave a reply