Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva
[rating:4.5]

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva es un libro que he leído más que nada por curiosidad, porque lo ví recomendado varias veces y porque se puede decir, que después de los casi 30 años que lleva Stephen R. Covey promulgando el concepto de los 7 hábitos, es ya un clásico.

Es la edición en español del libro de 1989, The 7 habits of highly effective people editada por Paidós desde el año 1997. Consta de unas 400 páginas en las que se describen con abundantes ejemplos reales los 7 hábitos, uno por uno.

Aunque pueda parecer un libro sobre productividad empresarial o personal en el ámbito laboral, se trata de una visión bastante más profunda e introspectiva de la que nos tienen acostumbrados este tipo de libros, llegando al ámbito de la autoayuda pero sin decantarse por un aspecto vital concreto, más bien expone un marco general de trabajo basado en una serie de reglas básicas que pueden ayudar al lector a sacar más provecho de sí mismo y de sus relaciones con el resto de personas.

Divide el libro en dos grandes bloques, el de la victoria privada y la victoria pública, con tres hábitos cada uno y luego un séptimo hábito transversal a los demás que es en gran parte responsable de que consigamos llevar a cabo por lo menos una pequeña parte de los hábitos. Él mismo reconoce que no es nada sencillo seguir fielmente estas pautas pero que debe ser nuestro objetivo y es el suyo desde hace muchos años.

En cuanto a la victoria privada, los tres hábitos son: ser proactivo, empezar con un fin en mente y establecer primero lo primero. El primero se refiere a que nos adelantemos a los problemas y no vivamos de ellos; el segundo, que si no hay una meta clara, difícilmente llevaremos a cabo nuestros propósitos; y el tercero, que replanteemos nuestro sistema de establecimiento de prioridades.

Con este bagaje, vamos a la victoria privada: pensar en ganar/ganar, primero comprender y después ser comprendido y finalmente la sinergia. Ganar/ganar singnifica conseguir acuerdos que beneficien a todas las partes implicadas, sin que una de las dos sea la parte perdedora. Después, ponerse en el lugar del otro para comprender fielmente su punto de vista, un hábito que el autor considera especialmente complicado y para terminar habla de la sinergia, la asociación de personas con un objetivo común que puede ser mucho más provechosa y productiva que todas ellas por separado. En este último puedo estar de acuerdo, pero es complicado encontrar dicha sinergia ya que todas las partes deben de estar predispuestas a ello.

Finalmente, el último hábito lo llama afilar la sierra: “simplemente” nos invita a mantener nuestra mente despierta, aprender siempre cosas nuevas y estar dispuestos a renovar y mantener continuamente nuesta mente, nuestro espíritu, nuestro cuerpo y nuestras relaciones. Desde luego, un objetivo ambicioso pero a la vez necesario para ser realmente efectivo y desde luego un gran consejo para no dejarse llevar por el entorno.

En resumen, el libro me parece muy positivo, en un sentido amplio. No dice nada nuevo, no descubre el mundo pero aglutina una serie de pautas y hábitos que conviene por lo menos tener en cuenta en nuestro día a día y pueden ayudar a evitar o resolver potenciales problemas que se nos pueden ir planteando, lo que no es poco. Además, su lectura es bastante llevadera aunque considero que de vez en cuando se repite demasiado en algunos conceptos o expone algunos ejemplos que me parecen pasajeros y podemos vivir sin ellos. Tampoco me gusta demasiado su fijación con la Iglesia, quizás porque su percepción por un lado protestante y por otro sumamente norteamericana se me hacen lejanas y también porque evitando ciertos comentarios podría ser un poco más neutral. No es que sea ofensivo y el autor mismo reconoce que existen muchas religiones y creencias que en el fondo aunque no en la forma persiguen en cierto modo lo mismo que expone él en su concepto de vivir según unos principios. Por otro lado, hay que tener en cuenta que este libro se publicó en 1989 por primera vez, con la caída del muro de Berlín y el inicio de la era de la información: no había ni Internet, ni móviles, ni globalización… En definitiva, que los tiempos han cambiado y hay que leer el libro teniendo en cuenta este punto, que, aun así, no ha perdido vigencia en absoluto.

No es un libro especialmente caro y es recomendable: cada uno que lo lea y saque sus propias conclusiones porque es en muchos aspectos bastante personal y muchas veces hace reflexionar sobre cómo aplicaríamos tal o tal concepto en una u otra situación de lo que nos va ocurriendo mientras vamos leyendo. Hay gente realmente apasionada de este libro y desde luego algo tendrá porque no solamente lleva años dando vueltas sino que el autor ha publicado otros títulos que profundizan en ciertos aspectos (como “Primero lo primero”) o amplían los hábitos para adecuarlos a los tiempos actuales (como “El octavo hábito, el liderazgo centrado en principios”).

Si te ha gustado esta entrada, por favor deja un comentario o suscríbete al RSS para que puedas recibir todas las novedades en tu lector de feeds favorito.
This entry was posted in Productividad and tagged . Bookmark the permalink.

3 Responses to "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva"

Leave a reply